Las chicas de Bake the World han elegido la receta ideal para celebrar el éxito de su iniciativa y la gran acogida que ha tenido en la blogosfera. Estos bollos suecos son dignos de celebración y no pueden ser más fáciles de preparar y más ricos.

Estamos en cuaresma, todavía quedan 19 días para que finalice, y este dulce es propio de este período en Suecia, Finlandia y Estonia. Aunque durante mucho tiempo la tradición original era comerlo como última comida festiva el lunes y martes de carnaval, víspera del miércoles de ceniza, fecha en la que comienza la cuaresma. Ahora lo venden en comercios desde Navidad hasta Semana Santa y se saborea como postre todos los martes desde el martes de carnaval hasta el de  Pascua. El primer martes que se consume se conoce como el martes graso en Suecia o Fettisdagen.

Este dulce, semla, o estos dulces, semlor son panes aromatizados con cardamomo rellenos de nata, pasta de almendra y cubiertos de azúcar en polvo que tradicionalmente se comen bañados en su base con leche tibia, ritual que denominan hetvägg. Todo un manjar que se puede mejorar como hacen en Finlandia donde sustituyen la pasta de almendras por mermelada de frambuesa.

Cuenta la historia que el Rey Adolfo Federico de Suecia falleció después de haber ingerido catorce raciones de hetvägg como postre en una cena en la que no había tenido suficiente con langosta, caviar, chucrut, sopa de repollo, ciervo ahumado y champán. Ese mismo febrero, mes en el que murió fue bautizado como el “Rey que comió hasta morir” y así se estudia en las escuelas.

Mi recomendación es que preparéis esta receta, la rellenéis de nata y probéis con toda clase de rellenos que os gusten: chocolate, mermelada, crema pastelera… porque cualquiera de ellos os va a encantar.

Ingredientes para los semlor:

  • 450 g  harina de fuerza
  • 180-200 g leche
  • 70 g azúcar blanco
  • 1 huevo mediano
  • 50 g mantequilla
  • 12 g de levadura fresca
  • 5 g de sal
  • 1 cda. de postre de cardamomo recién molido

 Ingredientes relleno:

  • 125 g almendra molida
  • 100 g azúcar blanco
  • 50-65 g leche entera
  • huevo para pincelar
  • azúcar en polvo para decorar ypara montar la nata
  • 200 g de nata montada

Semla

Preparación:

Comenzamos con el relleno de pasta de almendra. Para ello disolvemos el azúcar en la leche y lo mezclamos con la almendra molida, lo trabajamos hasta obtener una pasta y reservamos.

Seguimos con la preparación de la masa. Calentamos la leche y derretimos en ella la mantequilla y cuando esté tibia añadimos el resto de ingredientes excepto la sal que añadiremos al final para que no reste efectos a la levadura. Debemos amasar la mezcla durante diez minutos para dejarla lisa y brillante.

La ponemos en un bol y la tapamos hasta que doble su volumen, aproximadamente unas tres horas. Pasado este tiempo hacemos bolas de 50 g y las ponemos sobre una bandeja cubierta de papel sulfurado con una distancia entre ellas de 5 cm. Déjalas reposar durante dos horas tapadas y en un lugar alejado de corrientes.

Pasado este tiempo, pincélalas con huevo batido y hornéalas durante 8 minutos a 200 ºC. Retíralas y déjalas enfriar sobre una rejilla.

Semla-2

Entre tanto montamos 200 g de nata para postres con azúcar glas al gusto y ayudándonos de un batidor eléctrico de varillas.

Una vez que los bollos estén fríos los cortamos por la parte superior como si levantáramos un sombrero y los rellenamos con la pasta de almendras y la nata montada. Espolvoreamos con azúcar glas y saboreamos.

Tengo mis dudas sobre si alguien sería capaz de comerse catorce delicias de estas seguidas como postre, pero os aseguro que más de una caen.

Semla-4

Bon appétit!